Limpieza e hidratación para asientos de cuero

Limpieza e hidratación para asientos de cuero

Una tapicería o unos acabados en cuero, suponen un toque extra de elegancia y confort. Sin embargo el cuero, a diferencia de otras partes de nuestro interior, es un material natural y que en cierto modo tiene vida, por lo que su cuidado debe ser especialmente delicado. Limpiar y nutrir el cuero de nuestro coche regularmente es fundamental para que evitar que se agriete. En general el peor enemigo para la conservación de nuestro vehículo es un incorrecto cuidado, esto es doblemente cierto en el caso del cuero, debido a una serie de tópicos que existen sobre el cuidado del mismo y que pueden desembocar en un prematuro e irreversible deterioro. La “sabiduría popular” recomienda el uso de cosméticos, cremas de manos, vaselinas, grasa de caballo o betunes, que aparentemente pueden dar buen resultado pero pueden tener efectos desastrosos a largo plazo llegando incluso a pudrir el cuero de nuestra tapicería. La razón de por que estos productos no son adecuados para el cuidado del cuero del automóvil es mas sencilla de lo que se pudiese imaginar. Simplemente la mayoría del cuero que debamos limpiar y conservar fuera del coche sera calzado cuyo cometido y procesos de fabricación son radicalmente distintos, por lo que la conservación de ambos también difiere. De la misma manera, los cosméticos están diseñados para la piel humana, por lo que su aplicación en el cuero solo puede tener resultados negativos. En general podemos diferenciar dos procesos para el cuidado del cuero (tapicerías, volante, guarnecidos, etc) la limpieza y la hidratación o acondicionado, aunque también existen algunos productos que ofrecen ambas características. Los cueros de...